-1
1.3k shares, -1 points

En la actualidad, las catástrofes son cada vez más graves en todo el mundo.

Las noticias están llenas de historias de epidemias, terremotos, inundaciones y sequías.

¿Alguna vez has pensado por qué aún no hemos recibido al Señor si ya se han cumplido las profecías de Su regreso?

Si esto sigue así, cuando llegue la gran tribulación, ¿no nos sumiremos también nosotros en el desastre?

¿Cuándo nos llevará el Señor al reino celestial? Han aparecido las señales del fin del mundo cómo ser arrebatado antes de la gran tribulación Cuando seamos arrebatados.

¿De verdad seremos ascendidos al cielo? Muchos creyentes en el Señor han leído estas palabras en la Biblia:

“Entonces nosotros, los que estemos vivos y que permanezcamos, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes al encuentro del Señor en el aire, y así estaremos con el Señor siempre”

(1 Tesalonicenses 4:17).
Cuándo ocurrirá el Rapto o Arrebatamiento de la Iglesia?¤ [Verdad ...

Anhelan ser ascendidos al cielo para reunirse con el Señor cuando venga.

Sin embargo, en realidad estas palabras no fueron pronunciadas por el Señor Jesús ni son una profecía del Libro del Apocalipsis.

No son sino las palabras del apóstol Pablo. ¿Es correcto fiarse de las palabras de Pablo a la hora de recibir la venida del Señor?

¿Es posible que las palabras de Pablo representan las del Señor?

La manera en que el Señor viene en los últimos días y lleva a los que creen en Él al reino es obra del propio Dios.

Pablo fue meramente un apóstol que difundió el mensaje del Señor; ¿cómo podía saber esas cosas?

Recibir la venida del Señor es un asunto de enorme importancia en el que lo correcto es que nos fiemos de las palabras del Señor Jesús.

El Señor Jesús dijo:

“Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo”

(Mateo 6:9-10).

El Libro del Apocalipsis también contiene estas profecías:

“Y vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios […]. Entonces oí una gran voz que decía desde el trono: He aquí, el tabernáculo de Dios está entre los hombres, y Él habitará entre ellos y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará entre ellos” (Apocalipsis 21:2-3).

Es verdad que hay una Nueva Jerusalén en el cielo ...

Han aparecido las señales del fin del mundo: Cómo ser arrebatado antes de la gran tribulación.

“El reino del mundo ha venido a ser el reino de nuestro Señor y de su Cristo; y Él reinará por los siglos de los siglos” (Apocalipsis 11:15).

En estas profecías, las palabras “que descendía del cielo”, “el tabernáculo de Dios está entre los hombres” y “El reino del mundo ha venido a ser el reino de nuestro Señor y de su Cristo”.

Demuestran que Dios instaurará Su reino en la tierra y que el destino que le ha dispuesto al hombre también está en la tierra.

¿Acaso nuestro deseo permanente de que nos ascienda al cielo no proviene de nuestras nociones y fantasías?

¿Y eso no es desviarse de la senda de Dios?

La realidad es que Dios jamás ha hablado de ascender a la gente al cielo, algo que podemos reconocer a partir de los hechos de la obra de Dios.

En el principio, Dios hizo al hombre del polvo y lo puso en el jardín del Edén, donde vivía y adoraba correctamente a Dios.

En época de Noé, Dios tampoco ascendió a Noé y a su familia al cielo para que escaparan de las inundaciones, sino que ordenó a Noé que tomará la medida práctica de construir un arca en la tierra.

A finales de la Era de la Ley, la gente corría el riesgo de ser ejecutado.

Te puede interesar Enjambre masivo de moscas EE.UU.

La nueva era de la tierra


Like it? Share with your friends!

-1
1.3k shares, -1 points

What's Your Reaction?

Miedo Miedo
303
Miedo
Preocupado Preocupado
346
Preocupado
Enojo Enojo
433
Enojo
Triste Triste
393
Triste
Redacción

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *